En este momento estás viendo Ventilar el habitáculo del coche para evitar el aire que podría estar contaminado por los retardantes de llama de la espuma de los asientos. Así lo aconseja Ricardo Díaz Martín en ‘Tiempo al tiempo’ de Cuatro

Ventilar el habitáculo del coche para evitar el aire que podría estar contaminado por los retardantes de llama de la espuma de los asientos. Así lo aconseja Ricardo Díaz Martín en ‘Tiempo al tiempo’ de Cuatro

El decano del Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España, Ricardo Díaz Martín, aconsejó mantener aireado el habitáculo del coche para evitar respirar el aire contaminado por químico utilizado por los fabricantes de vehículos como retardante de llama de la espuma de los asientos. Y lo hizo en el programa ‘Tiempo al tiempo’ de Cuatro (09/05/2024), que presenta Mario Picazo. El aire del interior de los vehículos podría estar contaminado. ¿Por qué? Pues por el tratamiento químico de seguridad anti-incendios que impregnan los asientos del automóvil en la cadena de montaje. Ricardo Díaz Martín, ante las cámaras de Cuatro, explicó que los fabricantes de automóviles deben cumplir con las normativas que les obligan a reducir la inflamabilidad de los materiales que emplean. El científico también explicó que “la espuma de los asientos requiere de retardantes de llama que reduzcan su inflamabilidad y que además deben ser compatibles con la composición química de dicha espuma”. Los retardantes de llama empleados son, según Ricardo Díaz Martín de la familia de los cloroisopropil-fosfatos y sobre ello se sabe que “son potenciadores cancerígenos”. En un reciente estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, investigadores han alertado sobre la presencia significativa de retardantes de llama en el interior de los coches, sustancias químicas altamente tóxicas que podrían representar un grave riesgo para la salud pública, especialmente para aquellos que pasan mucho tiempo dentro de los vehículos. La investigación, liderada por la Universidad de Duke, encontró que el 99% de las muestras de aire interior de los vehículos contenían al menos un retardante de llama considerado como un potencial carcinógeno. ¿Por qué se liberan los cloroisopropil-fosfatos y se encuentran en el aire del habitáculo? Por dos motivos, según el explicó el decano del Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España: “Por el reducido espacio de la cabina del coche y por la alta temperatura del interior por efecto de la insolación”. El consejo para evitar esta situación: “Mantener la cabina del coche fresca y con renovación contínua del aire, utilizando incluso la ventilación forzada del propio vehículo”.
Enlace al programa ‘Tiempo al tiempo’ de Cuatro (09/05/2024)
El decano del Consejo General aborda el aire que respiramos en los coches a partir del minuto 30.00.